13 de mayo de 2013

Ensalada de repollo morado al eneldo con berros y queso de cabra


Al igual que el brócoli, el repollo es de la familia de las crucíferas y como todas ellas también tiene propiedades contra el cáncer. Gracias a las vitaminas A, C y E, que trabajan en conjunto con los glucocinatos, la cisteína, el ácido alfalipoico y el sulforrafano, combaten el cáncer, principalmente el de mama, colon estómago, ovarios y próstata. Estos son poderosos antioxodantes que actúan sobre los radicales libres, agentes que provocan los tumores y el envejecimiento prematuro, entre otras enfermedades.


Protege el sistema inmune y mata virus y bacterias. Al consumir repollos, el magnesio y el potasio los hace perfectos para el buen funcionamiento de los intestinos, los desinflama y contribuye con la eliminación de líquido y toxinas; colaboran también con la actividad de los músculos y nervios.

También tiene mucho calcio, y junto con el boro ayudan a fijarlo a los huesos. Este último además acelera la producción de estrógenos (bajando el riesgo de cáncer de mama)

Quiénes no deben comerlo: las personas con problemas de digestión y que .son proclives a producir gases. Los que padecen de gota o afecciones al riñón, ya que los repollos absorven del suelo las purinas que se transforman en ácido úrico.




Otro ingrediente clave de esta ensalada y que me gusta mucho es el eneldo, hierba aromática asociada a la cocina de los países escandinavos, Alemania y Rusia. Su sabor es medio anisado y dulce, parecido a las hojitas del hinojo. 
Es una hierba antibacteriana, una muy buena fuente de calcio, además de proveernos de magnesio y hierro. Activa enzimas importantes que actúan sobre los radicales libres protegiéndonos del cáncer. 
Agregar un poco de esta hierbita suma nutrientes a nuestros platos, además de dar buen sabor, queda excelente también con pescados, zapallitos italianos y huevos.


Ensalada de repollo morado al eneldo con berros y queso de cabra 
(2 personas)

Ingredientes
- 1 pedazo de repollo morado 
- 1 puñado grande de berros
- 1 puñado generoso de eneldo fresco
- 1 atado de ciboulett picado
- 1 pedazo de queso de cabra cortado en cubitos
- 1/2 palta cortada en cubitos
- 1 puñado de semillas de maravilla
- 1 cucharada de yogurt
- 1 limón, su jugo
- aceto balsámico a gusto
- aceite de oliva a gusto
- sal de mar y pimienta



1. Cortar el repollo bien delgado. Picar el eneldo con las manos, que queden pedazos grandes. 
2. En un bol mezclar el repollo con el eneldo, la ciboulett, los berros, queso de cabra y palta, integrar bien.
3. Aliñar con el limón, aceto, aceite de oliva, sal y pimienta.
4. Servir en un plato con el yogurt por encima y espolvorear las semillas de maravilla y un poco más de eneldo.