29 de abril de 2016

Curry de espinacas y camote con fideos de porotos



Para esta receta usé fideos de porotos, una excelente alternativa a los típicos tallarines de trigo o de arroz. Los descubrí el año pasado y rápidamente se transformaron en parte indispensable de mi despensa. Los venden en los típicos locales que comercializan productos orientales y también en los supermercados (ahí son un poco más caros). Para cocinarlos sólo hay que hidratarlos en agua hirviendo y esperar que se ablanden. Son ideales cuando no hay nada que darle a los niños y hay que cocinarles algo rápido (acompañados de pesto o de un huevito con aceite de oliva y mantequilla se los devoran).

Estos fideos son hechos de harina de porotos mung, una variedad de porotos de color verde originarios de la india. Al no ser de trigo no tienen gluten, ideales para personas con sensibilidad a éste o para celíacos. Además aportan las proteínas propias de las legumbres. Los porotos mung son muy fáciles de digerir y ayudan al proceso de desintoxicación natural del hígado. Son ricos en magnesio y ácido fólico y controlan el nivel de azúcar en la sangre.

En este caso usé estos fideitos para acompañar un curry de camote y espinacas, como formaron parte de un caldito absorvieron todo el sabor y quedaron deliciosos.



Curry de espinacas y camote con fideos de porotos

Ingredientes:
- 2 camotes naranjos picados en dados 
- 1 pedazo de zapallo butternut picado en dados 
- 2 tazas de espinacas cortadas en tiritas
- gr de fideos de porotos (la mitad de 1 paquete)
- 1/2 cebolla picada fina
- 1 pedazo de pimentón rojo picado fino
- 1 tarro de leche de coco
- 1 cucharadita semillas de comino 
- 1 cdta semillas de cilantro 
- 1 cdta semillas de hinojo 
- 1 cdta semillas de anís 
- 1 rama pequeña de canela
- 1 cdta cúrcuma 
- 1 pedazo jengibre fresco rallado 
- nuez moscada para rallar a gusto 
- cilantro a gusto (hojas, tallos y raíces)
- aceite de oliva 
- sal y pimienta 




1. En un mortero triturar todas las semillas junto con la ramita de canela hasta moler bien. 
2. Calentar aceite en una olla, echar la cebolla con el pimentón y cocinar a fuego bajo con un poco de sal por unos minutos. Incorporar las semillas molidas, revolver y cocinar un poco más. 
3. Agregar la leche de coco, los camotes, el zapallo, la cúrcuma y el jengibre. Picar fino las raíces y tallos de cilantro y agregar también a la cocción (opcional, si no tienes raíces no hay problema). Echar un poco de agua a la lata vacía de la leche de coco y verter a la olla.
4. Cocinar a fuego bajo por unos 5 minutos y agregar los fideos. Dejar que se ablanden, revolver y cocinar unos 5 min. más, o hasta que los camotes y el zapallo estén hechos. Si se seca mucho la mezcla ir echando más agua de a poco. 
5. Apagar el fuego y poner dentro la espinaca con nuez moscada a gusto. Tapar unos minutos para que el vapor cocine las espinacas. 
6. Destapar, revolver y servir con hojas de cilantro encima.

Le iría muy bien unas castañas de cajú tostadas, pero yo no tenía, les dejo la sugerencia.